domingo, 22 de marzo de 2009

Nuevos tratamientos mejoran el control del asma grave

Expertos señalan, sin embargo, que tomar los medicamentos al pie de la letra es clave

Por Serena Gordon. Healthday. USA

LUNES, 16 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango)

En tan sólo una década, los nuevos medicamentos y herramientas para el asma han mejorado de forma significativa el control de esta grave enfermedad de las vías aéreas.

En comparación con los niños tratados a mediados de los 90, los niños con asma severo entre 2004 y 2007 eran menos propensos a necesitar esteroides orales e inhaladores de rescate, y también experimentaron mejoras en la puntuación de su función pulmonar, de acuerdo con un estudio de National Jewish Health en Denver.

"El cohorte actual está menos propenso a necesitar glucocorticoides orales crónicos, tiene un mejor control del asma y menos efectos adversos inducidos por el uso de glucocorticoides, en comparación con un cohorte de niños asmáticos severos de una década atrás", escribieron los autores.

Se tenía previsto presentar los resultados del estudio el sábado en la reunión anual de la American Academy of Allergy, Asthma & Immunology (AAAAI) en Washington, D.C.

Para determinar si los medicamentos más recientes, como los nuevos esteroides inhalados, las combinaciones de esteroides inhalados y broncodilatadores de acción prolongada (Advair), y los antagonistas del receptor de la leucotriena (Singulair) habían tenido un impacto positivo en el tratamiento del asma, los investigadores compararon un grupo de 65 niños remitidos al hospital entre 2004 y 2007 con 164 niños que fueron remitidos al National Jewish entre 1993 y 1997. Todos los niños tenían asma severa.

Poco más de tres cuartos de los niños del grupo actual tomaba un antagonista del receptor de la leucotriena y dos tercios el medicamento combinado. Ninguno del grupo de los 90 tomaba estos medicamentos.

En comparación con el grupo histórico, los niños del grupo actual eran menos propensos a necesitar esteroides orales, 28 por ciento del grupo actual en comparación con 51 por ciento del grupo histórico. Cuando era necesario el uso de esteroides orales, el grupo actual sólo necesitaba un cuarto de la dosis requerida 10 años antes.

El grupo actual recurría a su inhalador de rescate (albuterol) con alrededor de la mitad de la frecuencia que el grupo de la década de los 90, y la puntuación de su función pulmonar era más alta. También requerían menos intubaciones que los niños del pasado, 13 versus 21 por ciento.
"Los medicamentos que desempeñan el papel más importante en esta mejora hasta la fecha son los corticosteroides inhalados", dijo la Dra. Alissa Hersh, profesora asistente en la división de alergia e inmunología del Hospital Infantil Morgan Stanley del Presbiteriano de Nueva York en dicha ciudad. "Si logramos que tomen medicamentos preventivos, los mantendremos alejados de las exacerbaciones agudas".

La Dra. Jennifer Appleyard, directora de alergia e inmunología del Hospital St. John en Detroit, estuvo de acuerdo en que los esteroides inhalados eran el tratamiento de primera línea más efectivo. Sin embargo, también señaló que los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. publicaron sus primeras directrices para el control del asma a mediados de los 90 y apuntó que es muy probable que esta guía haya jugado un papel en la mejora del control del asma.
Appleyard subrayó que hubiera preferido que los autores también analizaran las tasas de hospitalización y mortalidad para determinar si existían algunas diferencias.

"Los medicamentos más recientes son mucho más eficaces en el tratamiento del asma severa, pero esto no quiere decir que la batalla haya terminado. La gente todavía muere a causa del asma", dijo.

Un problema podría ser el cumplimiento de las indicaciones del médico con respecto al uso de medicamentos. Un segundo estudio que también se tenía previsto presentar en la misma reunión encontró que aunque la gente tenga seguro y acuda al médico de manera regular, no siempre sigue su plan de control del asma. El estudio encontró que cerca de uno de cada cuatro niños con seguro tomaba corticosteroides inhalados, en comparación con apenas uno de cada cinco niños sin seguro. La información publicada del estudio no identificó la gravedad del asma.

Otro estudio de la Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica de EE. UU. sugiere que tener seguro sí afecta el cumplimiento de las indicaciones. Este estudio encontró que el 30 por ciento de los que tenían seguro tomaban medicamentos preventivos para el asma, en comparación con apenas el 18 por ciento de los que no tenían seguro.

"Hemos logrado un impacto significativo sobre el control del asma y definitivamente nos estamos moviendo hacia la dirección correcta", dijo Hersh, que agregó que "el objetivo final no es sólo prevenir el asma, sino encontrar una cura".

Más información
Para más información sobre los tratamientos del asma, visite el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Jennifer Appleyard, M.D., chief, allergy and immunology, St. John Hospital, Detroit; Alissa Hersh, M.D., assistant clinical professor, division of allergy and immunology, Morgan Stanley Children's Hospital at New York-Presbyterian, New York City; March 14, 2009, presentations, American Academy of Allergy, Asthma & Immunology annual meeting, Washington, D.C.
Last Updated: March 16, 2009
© Derechos de autor 2009, ScoutNews, LLC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.