miércoles, 10 de marzo de 2010

Las lesiones de las vías respiratorias afectan a los socorristas del 11-S

Un estudio halla que los bomberos de la ciudad de NY tienen más probabilidades de sufrir de asma


Fuente: Healthday

Por Randy Dotinga

JUEVES, 4 de marzo (HealthDay News/DrTango) -- Una investigación reciente señala que las lesiones de las vías respiratorias son la razón del asma que ha afectado a muchos de los socorristas del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York que estuvieron expuestos al polvo del colapso de las Torres Gemelas.

El polvo parece estar causando síntomas similares a los observados hace décadas por los mineros expuestos a las toxinas, señaló el Dr. Michael D. Weiden, director médico del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York y autor líder de un estudio reciente sobre problemas pulmonares de los socorristas del 11-S.

"Generalmente se cree que la gente sufre una lesión y luego sana", dijo. "En este caso, continuaron teniendo síntomas y solicitaron atención médica mucho tiempo después de una exposición relativamente breve. Muestra que una irritación causó inflamación continuada que afectó las vías respiratorias de estas personas".

Los expertos calculan que hasta 40,000 personas inhalaron contaminación nociva, como polvo, luego de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. No hubo máscaras protectores disponibles fácil e inmediatamente para los primeros socorristas.

Los médicos han estado monitorizando a 13,234 socorristas del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York. De esos, los especialistas han evaluado al 13 por ciento, 1,720, porque mostraban señales de problemas pulmonares.

Ese es un gran aumento en los problemas pulmonares desde antes del 11-S, aseguró Weiden. Los médicos consideran que una señal del combate de incendios en sí, en el que se está expuesto al humo y otras toxinas, no es la causa principal de los problemas pulmonares que aquejan a los primeros socorristas.

Además, dijo, "la gente que estaba ahí en el momento del colapso y resultó atrapada en la nube de polvo tiene la mayor necesidad de recibir tratamiento". La gente que estaba ahí después de esa tarde tuvo una incidencia relativamente menor, mientras que los que llegaron tres días después, una necesidad aún menor".

El nuevo estudio recopila los resultados de exámenes pulmonares de esos socorristas. Los hallazgos aparecen en la edición de marzo de Chest.

Entre 20 y 25 por ciento de los 1,720 socorristas han desarrollado "asma muy significativa", aseguró Weiden.

"Sin provocación, su función pulmonar es bastante buena. Cuando están expuestos a un irritante, su función pulmonar se reduce. Eso es muy malo para los bomberos".

Pero, ¿por qué desarrollaron asma? El estudio sugiere que sus pulmones resultaron lesionados por la exposición al polvo de las Torres Gemelas y se hicieron más sensibles. Sin embargo, los médicos no hallaron señales inusuales de cicatrización en los pulmones, señaló Weiden, lo que sugeriría que algo más ocurrió.

"Ahora que tenemos una comprensión clara de lo que tenemos, podemos enfocar nuestra atención en el tratamiento", dijo. "Podemos concretar para el resto de la comunidad la observación de que esta es una lesión de las vías respiratorias y que la podemos tratar como el asma".

La Dra. Jacqueline Moline, directora del Programa de monitorización y tratamiento de las Torres Gemelas del Centro Médico Mount Sinai de la ciudad de Nueva York, señaló que los hallazgos confirman investigaciones anteriores y revelan la persistencia de problemas pulmonares relacionados con el colapso de las torres.

Los socorristas "tienen efectos persistentes para la salud y se les debe hacer seguimiento y tratar durante los próximos años", dijo. "La gente sigue enferma, su salud ha resultado afectada adversamente y necesita recibir atención".

Más información

La ciudad de Nueva York tiene detalles sobre el Registro del World Trade Center, que monitoriza a la gente expuesta al desastre.

FUENTES: Michael D. Weiden, M.D., medical officer, New York City Fire Department; Jacqueline Moline, M.D., director, World Trade Center Medical Monitoring and Treatment Program, Mount Sinai Medical Center, New York City, March 2010, Chest

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.